jueves, marzo 12, 2020

Fe, Vida y Familia.


Todas y cada una de mis emociones se han escrito y se escribiran aqui, es como un diario que todos pueden leer.



Llevo un par de días viendo un video en donde una mujer es maltratada física y verbalmente por el que al parecer es su esposo, en dicho video se escucha como el tipo la humilla, la sobaja y la agrede... ella se escucha tratando de dar explicaciones de algo pero el no le permite ni hablar.
Es aquí en donde yo pienso que esto es una causa por la que las mujeres debemos luchar, es por esto por lo que se deberían hacer reuniones de mujeres con el gobierno que se ha elegido para hacer valer sus derechos como mujeres a ser respetadas, NO de la otra manera.
¡Ahora otra cosa! Antes de hacer algo debemos darnos a respetar, respetarnos nosotras mismas, educarnos en todo ámbito y aprender a valernos por nuestra propia cuenta, lo malo de algunas de nosotras es que cuando aprendemos a valernos por nuestra propia cuenta ya creemos que NO necesitamos a nadie a nuestro lado y mucho menos a un hombre, es ahí cuando surgen los enfrentamientos entre ambos.
Todo en la vida tiene un equilibrio y al parecer hombres y mujeres lo olvidamos.
En el Cristianismo existe una virtud que se llama templanza, esta es una de las cuatro virtudes cardinales, como quien dice uno de los cuatro pilares principales de la moralidad en la religión.
La templanza nos ayuda a saber moderarnos y a reaccionar de manera equilibrada, también nos ayuda a saber controlar nuestras emociones y a dominar nuestros impulsos.
Se preguntarán ¿por qué he mencionado esta virtud si estaba hablando de el video de la señora maltratada? ¡Fácil! Porque al parecer hemos perdido el rumbo de nuestras vidas y esto es por causa de que ya nadie tenemos moral, ya se nos hace todo tan fácil.
Como mujeres permitimos que se nos falte al respeto, como madres permitimos que nuestros hijos le falten al respeto tanto a hombres como a mujeres, y no solo a personas en la calle sino hasta la familia propia.
¿En dónde queda la moral? ¡Creo que en estos tiempos pasó de moda!
Ahorita lo que importa es darle gusto al gusto sin importar a quien nos llevemos por las patas, dijera pies si nos comportáramos como personas.
Parte de la templanza es ser equilibrados y en el video ni la Sra ni el tipo lo son, en muchos de los casos y por los comentarios leídos veo como culpan a la Sra por permitir que el tipo la agreda así, y a veces sobran motivos para culpar a la sra, pero otras veces si le pensamos un poco puede estar siendo amenazada.
Otro caso puede ser que la Sra si lo permite, que sea de las que no permiten que la policía se los lleve o que si alguien los mete ellas van a sacarlo... en este último caso yo diría que es caso perdido, reza por ahí un dicho que dice -nadie puede sacarlas de ahí si ellas no se quieren salir- así que a veces es mejor solo ver y callar.
Varios temas en uno solo ¡como siempre! Pero a veces es difícil dejar de mencionarlos.
¿Y si volviéramos a poner de moda la moral en nuestras vidas?
Créanme que teniendo moral nos ahorraríamos TOOODO lo mencionado arriba, mujeres y hombres nos respetaríamos, cada uno dándole su lugar al otro, ahora preguntémonos y con toda sinceridad vamos a respondernos ¿qué tan grande nos queda nuestro lugar en la sociedad, en la familia?
Fe, Vida y Familia. (Patricia Rocher)

No hay comentarios.: